Dulces Párrafos HUSH, HUSH



Lo miré a los ojos y no pude evitar imitar su sonrisa.
-Esperemos que no te favorezca. ¿Tu sueño más anhelado? -Me sentí orgullosa de ésta porque sabía que lo dejaría sin respuesta. Requería pensar con antelación.
-Besarte.
-No tiene gracia -dije aguantando su mirada, agradecida de no haber tartamudeado.
-No, pero hace que te sonrojes.


-Debes irte -suspiré-. Sí, será lo mejor.
-¿Adónde? ¿Aquí? -Acercó su boca a mi hombro-. ¿O aquí? -Y luego a mi cuello.
Mi mente era incapaz de procesar un solo pensamiento lógico. La boca de Patch se deslizaba hacia arriba, subiendo por mi mandíbula, sorbiendo suavemente mi piel...


-Te estoy diciendo que te veo venir y quiero que lo sepas. No has engañado a todo el mundo. Voy a averiguar qué tramas y te dejaré al desnudo.
-Es lo que más deseo.


-Mi ropa está empapada -dije-. No tengo qué ponerme.
Oí el roce de la tela mojada contra su piel como un limpiaparabrisas.
-Mejor para mí. -Su camiseta cayó sobre una pila de ropa húmeda en el suelo.
-Esto es muy embarazoso -le dije.
Percibí su sonrisa. Estaba cerca, demasiado cerca.


3 comentarios :

  1. Y Patch es uno de los mejores personajes de libros que he encontrado :33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Y en el segundo libro es mucho mejor, por lo menos para mí. :P

      Muchas gracias por el comentario. ¡Me encanta! :)

      Eliminar
  2. Siii son divino esos libros

    ResponderEliminar